Formosa 51

  • El Formosa 51 tiene algo que, instantáneamente, en cuanto lo vemos, consigue transportarnos al pasado, a un momento de la Historia donde las cosas -nos parecerá- debían ser más simples, más auténticas. Poco importa que estos antiguos veleros –algunos de los ejemplares todavía en activo datan de los primeros años de la década de los 70- se hayan adaptado a la modernidad, equipándose con las últimas tecnologías náuticas, el Formosa 51 siempre conservará ese encanto vintage, esa magia asiática que en su día consiguió imprimir el ya extinto astillero de origen taiwanés. Con casi 15 metros de eslora y una manga muy ancha (4,30 metros), el Formosa 51 destila soberbia y una majestuosidad única, como si el mar fuera para él una gran pasarela donde lucirse. Destaca, por su estética, el espejo de proa, con ventanales inclinados por donde se filtra la luz, recordando, por momentos, a los ornamentales castillos de popa de los antiguos galeones. La extensa y despejada cubierta, ideal para tomar el sol o congregar a los amigos con ocasión de una fiesta, está revestida de hermosa teca asiática. Sobre ella se elevan, incólumes al tiempo, los dos mástiles de los que cuelga el velamen. Construida sin desniveles, en el centro de la cubierta sobresale el techo con ventanales del interior del barco. En la popa se ubica la cabina de mandos, compuesta por una consola con pantalla de instrumentos y un sugerente gobernalle labrado en madera. La cabina se encuentra resguardada por un toldo plegable. Un amplio sofá, colocado en el culo de la popa, remata el gusto sencillo y acogedor de este rincón. Por otra parte, la antigüedad del Formosa 51 no debe hacernos sospechar de la habitabilidad bajo cubierta. Todo lo contrario: el interior del velero no tiene nada que envidiar a los barcos más modernos. Y es que, como tantas otras veces, la experiencia, más que una tara, es un valor. Lo primero que nos sale al paso al bajar de la cubierta, es el amplio y luminoso salón. Mientras que, a babor, un gran sofá en forma de L rodea a una mesa de alas plegables (también a este lado se encuentra la mesa de cartas, ideal como zona de estudio), a estribor se extiende longitudinalmente la cocina. Con una encimera verdaderamente envidiable, el carácter ergonómico de la cocina abre espacio para los quemadores de gas, el horno, el microondas, la nevera y el congelador. 4 camarotes dobles y 3 cuartos de baño hacen de este velero un barco ideal para unas largas vacaciones en numerosa compañía. En ningún momento se sentirán agobiados. Y quién sabe, puede que, después de montar en el Formosa 51, vea la vida con otros ojos. Lo importante no es el cuánto, sino el qué.

    Ficha técnica

    Modelo de embarcación: Formosa 51
    Tipo de embarcación: Velero
    Eslora: 14,7
    Manga: 4,6
    Calado: 2,99
    Peso: 22000
    Motor: Perkins
    Potencia: 120
    Plazas de día: 12

¿Alguna duda?

Nuestro equipo de expertos puede ayudarte

¿Por qué elegir aBoatTime?

Divide el coste del barco entre los tripulantes y comprobarás que es más barato alquilar un barco que pagar varias habitaciones de hotel durante una semana.
Escucha el silencio, fondea tu barco en una bonita cala, disfruta increíbles atardeceres, de baños solitarios y vive unas vacaciones diferentes.
Organiza tu viaje a tu ritmo y acomódalo a tus gustos, a tu familia o a tus amigos.
Si no tienes licencia, no te preocupes. Nosotros te buscamos un capitán profesional.

Leyenda

Proveedores de barcos de: